domingo, 3 de julio de 2011

Cultivando el amor incondicional, la luz de nuestra conciencia brilla más y las sombras de nuestros miedos comienzan a desvanecerse. ISHA