lunes, 17 de octubre de 2011

DIARIO LOS ANDES ARGENTINA PUBLICA COLUMNA DE ISHA EN EL DIA DE LA MADRE

Abrazando a mamá, reencontrando la unidad

En estas semanas, todos estamos enfocados de alguna manera en nuestras madres, sea en comprarles su regalo, en agasajarlas, en recordarlas, y todo nos lleva a vibrar muy intensamente en la profundidad de su amor.

Abrazando a mamá, reencontrando la unidad

Por Isha

Sea que la tengamos cerca o lejos, que esté o no ya, que haya comunicación o una distancia que no logramos sellar, la unidad del amor vibrado en y con ella es algo real.

Nuestra madre es la persona que más nos influye, que más nos ha marcado y que sin importar la edad que tengamos, ese legado vive en nosotros día a día y por el resto de nuestras vidas. Algunos de nosotros adoramos a nuestra madre, otros competimos con ellas, otros estamos apegados a nuestra madres o nos peleamos con ellas, pero sin importar lo que sintamos, son nuestras madres las que imprimen los mejores aspectos en nosotros.


A menudo está representado en ellas todo lo que amamos y todo lo que odiamos, amamos la seguridad y el confort que nos brindan y odiamos el control y el miedo que nos provocan. Cuando nuestras madres nos dicen que sí, nos sentimos tocando el cielo con las manos, la intensa emoción del amor de mamá alimentándonos, mamá dándonos su atención, su aprobación, protección en los primeros tiempos nunca se borra, pero también los rechazos, la desaprobación y los retos de mamá nos dejan marcados.